Helena Rubinstein. Grandes damas de la belleza. Mujeres Emprendedoras.

Helena Rubinstein. Grandes damas de la belleza. Mujeres Emprendedoras.

Hoy vamos a conocer a Helena Rubinstein, modelo de mujer audaz y emprendedora. Nació en un pueblecito de Polonia en el año 1872 y emigró a Melbourne, Australia. En 1903 abrió su primer centro de belleza y doce años más tarde, ya era millonaria. Había conquistado el mercado de la cosmética en París y Londres. La juventud de Helena Rubinstein Comenzó en ese pueblecito perdido de Australia elaborando una crema facial en la cocina de su casa que luego, vendía a las mujeres en el pueblo donde residía. Tuvo tanto éxito la crema que pronto se vio desbordada ante la demanda. El clima de Australia reseca la piel. Las mujeres no disponían de cosméticos para cuidarse, por otro lado, las mujeres trabajaban y disponían de dinero para poder gastarlo a su antojo sin contar con la aprobación de su marido. Todo esto, contribuyó al éxito en sus comienzos. Llegó al sitio indicado, en el momento justo. Helena Rubinstein tenía todos los ingredientes para levantar su imperio económico: ambición, trabajo sin descanso, decisión, astucia y un mercado de la cosmética inexistente. Ella fue la pionera en: Diferenciar los tipos de pieles: seca, grasa, mixta, etc. Diferenciar en la crema de día y crema de noche. Incorporar el cepillito aplicador de la máscara de pestañas Formar a sus vendedoras de cosmética Se relacionó con altas esferas Helena Rubinstein se relacionó con los grandes artistas del arte, la cultura y la aristocracia: Dalí, Picasso, Proust… Se hizo un hueco en el mundo de los negocios pero fue ella misma su mejor y más eficaz producto. Sin duda fue elegante, astuta y impasible....
Celulitis, los tratamientos perfectos y los adipocitos

Celulitis, los tratamientos perfectos y los adipocitos

La celulitis: Los tratamientos perfectos Sabiendo que la celulitis no se va a solucionar por si misma, tendremos que aplicar tratamientos y dar consejos adecuados: La alimentación Habrá que disminuir la ingestión de grasas y féculas. De este modo, no se eliminará la celulitis, pero sí se previene y evita su aumento. El ejercicio físico Todos los ejercicios que movilicen la circulación sanguínea de las piernas y la masa muscular son, de entrada, favorables. En particular el caminar. Porque las contracciones musculares generadas por la actividad física, ejercen una acción de masaje sobre la parte cutánea y facilitan el drenaje. Mejoran las circulaciones sanguíneas y linfáticas . El masaje Provoca una relajación orgánica general que favorece la correcta fisiología de la zona afectada. Mejora la circulación sanguínea y favorece el drenaje de la linfa, eliminando toxinas y desechos orgánicos. Los productos El tratamiento cosmético consiste esencialmente en la aplicación local de cremas o geles con finalidades lipolíticas que contengan agentes destinados a rectificar los desequilibrios que se encuentran a nivel de lo adipocitos. El adipocito El adipocito es una célula de la que ya se saben muchas cosas. Durante mucho tiempo, fue considerada como una simple célula de almacenamiento, mientras que ahora se descubre que posee unas capacidades de regulación y adaptación muy particulares. Es notorio, en particular, que las células adiposas están reguladas mediante unos receptores que se encuentran en la membrana celular. Por medio de estos receptores, que se pueden comparar con unos enchufes eléctricos, la célula recibe informaciones y mensajes. Existen dos grandes tipos de receptores: de los receptores alfa, que favorecen el almacenamiento de las grasas; de los receptores beta, que favorecen la lipólisis. Por consiguiente,...